miércoles, 10 de julio de 2013

'SOMBRERO DE COPA' (Top Hat, 1935)

ginger-rogers-fred-astaire-pareja-sombrero-de-copa

La elegancia de Fred Astaire y Ginger Rogers


Cuando hablamos sobre musicales, más concretamente de los musicales clásicos (entre 1930-1950 más o menos) hay una pareja de actores que nos vienen inmediatamente a la cabeza: Fred Astaire y Ginger Rogers.

Fred Astaire no era el más atlético, Gingers Rogers no era la mejor cantante… pero juntos formaban una pareja perfecta, cómplice en la gran pantalla y carismática. Eran elegantes, tenían clase, sutileza, también algo de picardía… pero sobre todo, Fred Astaire y Ginger Rogers tenían química. El espectador disfruta viéndoles bailar, viendo como Fred llevaba a Ginger y como Ginger no dejaba de mirar a Fred mientras bailaban. Creo que rodaron unas diez películas juntos, y aunque esas películas no hayan pasado a la historia del cine por su forma o contenido (siempre contaban historias parecidas), no importa. Ya que cuando la música empieza a sonar, y ellos comienzan a bailar, nos quedamos embobados ante el espectáculo. Por ello, creo que merecen un sitio en el blog, y para ello he escogido ‘Sombrero de copa’, la que quizás sea su película más destacable. 


Una historia simple de malentendidos y engaños, con buen ritmo, divertidos gags y muy entretenida. Ginger Rogers es Dale Tremont, una modelo que siempre va acompañada de su modista, Alberto Beddini. Fred Astaire es Jerry Travers una estrella de la comedia musical en Estados Unidos. La mujer de Hardwick, productor que acompaña a Travers, intentará ejercer de casamentera entre la modelo y el actor.

Creo que el mejor modo de recordar la película es mediante sus números musicales. Las canciones aparecen en el momento adecuado, ayudan a avanzar a la historia y no la obstaculizan. Así lo hacen también los bailes de la pareja protagonista. Todo ello forma parte de un calculado juego de seducción:



“Isnt’ this a lovely day”
Un quiosco, lluvia… Una “cita” improvisada. Dale Tremont al principio no está interesada en Jerry Travers, ese curioso hombre que la persigue y que ha quedado “prendado” de sus encantos. En esta escena vemos como poco a poco, Tremont va entrando en el juego, y claro, también empieza a disfrutar con él. Una coreografía divertida, magnifica y también expresiva. Es el momento del “tonteo” reflejado mediante el baile.


“Cheek to cheek”
Un tema clásico, de nuevo letra y baile funcionan a la perfección. La pareja vuelve a demostrar que es imposible no sonreír al verles bailar. Elegancia y clase en cada fotograma.



“Top hat”
Y este es el tema que da título a la película, el gran número individual que Fred Astaire se reservaba para él en todos los musicales en los que participaba. Un tema magnifico, pajarita blanca, sombrero de copa… puro estilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario