lunes, 28 de octubre de 2013

'UNA CUESTIÓN DE TIEMPO' (About time, 2013)

una-cuestion-de-tiempo-rachel-mcadams-domhnall-gleeson-boda-lluvia

La vida de los viajes en el tiempo


La comedia romántica es un género sobre el que se suele decir que todo está inventado. No es fácil contar de forma diferente una historia a menudo resulta predecible. Es complicado conseguir dar una vuelta de tuerca más al "chico conoce chica, se enamoran y viven felices para siempre". Por eso, cuanto te encuentras con una propuesta como 'Una cuestión de tiempo' de Richard Curtis lo mejor que puedes hacer es dejarte llevar por el encanto de la historia y el carisma de sus protagonistas (y quizás sorprenderte). 'Una cuestión de tiempo' es una de esas películas que, pese a tener momentos dramáticos, te dejan con una sonrisa tras su visionado.

El protagonista y narrador de la historia es Tim Lake (Domhnall Gleeson). Ahora que ya tiene 21 años su padre (Bill Nighy) le cuenta el gran secreto de la familia: todos los hombres de su familia pueden viajar en el tiempo. Tim, incrédulo ante la confesión de su padre, decide seguirle el juego y probar. Los pasos son sencillos: meterse en un armario, apretar los puños y pensar en el momento exacto al que quiere retroceder. Eso sí, el don tiene sus limitaciones. Solo se puede viajar al pasado. Una forma original de revivir los recuerdos y realizar cambios en busca de la felicidad. Siguiendo el consejo de su padre, Tim no malgasta su don en buscar la riqueza material ya que eso solo le traería problemas. Descartada esa idea, Tim se fija un objetivo claro: encontrar a la chica de sus sueños.

una-cuestion-de-tiempo-rachel-mcadams-domnhall-gleeson

'Una cuestión de tiempo' es una película con encanto. Una comedia mezclada con drama. Tim es un chico afortunado, el más afortunado de todos. Puede que sea algo torpe y que no consiga las cosas a la primera, pero sabe que juega con ventaja. La primera vez que se encuentra con Mary (Rachel McAdams) están en un restaurante en el que todo está a oscuras ("el amor es ciego"). Él se siente atraído por ella, y ella por él. Lo que empieza a oscuras, también termina a oscuras. Claro que "conquista" no será tan fácil como él piensa, pero tendrá una segunda, tercerca, cuarta... oportunidad para conseguir su objetivo. Como dice uno de los temas de la banda sonora: "I don't get many things right the first time. In fact, I am told a lot". 


'Una cuestión de tiempo' no es una comedia romántica al uso, la película trata sobre el amor, la familia, el paso del tiempo y principalmente sobre la felicidad. Tim no utiliza su poder para conquistar a Mary solo; también lo usa para hacer felices a los que le rodean. Claro que tiene que aceptar que no todo vale. Los cambios del pasado tienen consecuencias en el futuro, y no siempre buenas.

En ese sentido, el director muestra una bonita relación entre padre e hijo, una relación de alumno y mentor por así decirlo que termina con un recuerdo compartido. Un reloj, un regalo, subraya la idea de la consciencia del paso del tiempo. 


domhnall-gleeson-bill-nighy-una-cuestion-de-tiempo

La cálida fotografía y el carisma y química de los actores rodean la historia de ternura. Puede que su mensaje ya lo tengamos más que visto, pero es una propuesta diferente. Un poster de Amélie en la pared de un cuarto, la rutina como muestra del paso del tempo (en la estación del metro), una carrera por las calles de Londres al estilo de 'Cuando Harry encontró a Sally'; una boda inolvidable bajo el sello de Richard Curtis (en la que muestra la idea de que incluso en el momento más desastroso se puede ser feliz). Detalles a destacar.

Añadir también lo bien que suele escoger Richard Curtis los temas musicales en sus películas. Usa canciones bastante conocidas y de todo tipo de géneros. Cada tema resulta idóneo para la ocasión ya que las letras parecen estar escritas para los personajes y van acorde con lo que sienten en cada momento. Complementan al personaje o a la escena. El mejor uso que se puede hacer de las canciones. 


Curtis es el guionista y el director de esta vitalista comedia. En su filmografía encontramos películas como 'Notting Hill' y 'Cuatro bodas y un funeral', en las que participó como guionista. O 'Radio encubierta' y la que ya es un clásico navideño, 'Love actually', que se encargó de dirigir. Todas tienen sus personajes torpes, malhablados y escenas memorables; y en general diría que tienen buena respuesta del público. 'Una cuestión de tiempo' anima a buscar la felicidad en las cosas pequeñas y aprovechar cada minuto ya que, aunque el protagonista tenga la habilidad de viajar en el tiempo, no puede evitar su paso. 

1 comentario:

  1. La comedia no funciona y el romanticismo es superficial. La gran familia española, sin ir más lejos,

    ResponderEliminar