domingo, 9 de marzo de 2014

'Los paraguas de Cherburgo' (1964)

los-paraguas-de-cherburgo

Una realidad cantada

Curioso, arriesgado, agridulce y romántico musical. 'Los paraguas de Cherburgo' es un musical dirigido por Jacques Demy. La historia de la película no es ni la más original ni la más nueva, pero el director se atreve a experimentar con la forma y darle una vuelta de tuerca al género, creando una película diferente dentro del mismo. Aunque suene redundante, en 'Los paraguas de Cherburgo' todo es cantado; cada palabra, frase y monosílabo es canturreado por los protagonistas. Y eso, puede jugar en su contra.

'Los paraguas de Cherburgo' cuenta la historia de Geneviéve (Catharine Deneuve) una joven que trabaja en la paragüería de su madre. Geneviéve se ha enamorado locamente de Guy (Nino Castelnuovo), un mecánico tres o cuatro años mayor que ella. La pareja ya piensa en planes futuros, pero la madre de Geneviéve no está muy de acuerdo con esa idea, ya que piensa que su hija puede aspirar a alguien mejor que Guy. Las deudas y el servicio militar condicionarán la idílica relación de la pareja protagonista.


los-paraguas-de-cherburgo-catharine-deneuve

En 'Los paraguas de Cherburgo' destaca su puesta en escena. La pantalla se llena de colores vivos: rosas, rojos, azules chillones… Una viveza que contrasta con la evolución de la relación amorosa de los protagonistas. Si el color rosa va unido a la joven enamorada, el color azul irá unido a Guy y a todos los elementos relacionados con el mecánico. Colores aparte, en este musical la música no para de sonar.  La composición musical de Michel Legrand no añade excesivos dramatismos a la película; tampoco lo hacen las interpretaciones de los protagonistas. Se podría decir que en 'Los paraguas de Cherburgo' en lugar de canciones nos encontramos diálogos cantados; una realidad cantada sin adornos ni poesía.

El tiempo que comparten Geneviéve y Guy les marcará de por vida. El paso del tiempo pesa en la pareja, el miedo a tener que hacer frente a una vida en solitario hace mella en los protagonistas y las dudas les llevan a tomar decisiones algo precipitadas. La historia de Geneviéve y Guy parece estar condenada desde el principio ¿su final será feliz?

Lo dicho, para bien o para mal, 'Los paraguas de Cherburgo' es diferente, y ante la película no hay lugar para la indiferencia.. En conjunto, la película es una propuesta distinta e interesante; en la que es necesario dejarte atrapar por su dinámica para poder disfrutarlo de principio a fin. Es como una canción agridulce. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada